Carta abierta de un Hospitalero

karlitos

Administrator
Miembro del equipo
La verdad es que sí que tiene toda la razón.
Yo intento no perder la ilusión, todavía no la he perdido, por eso también, desde aquí, humildemente, intento transmitir los valores de la acogida tradicional en el camino, aun a sabiendas de que a la gente que le tendría que llegar este mensaje, no le va a llegar nunca.
 

FeryBego

Peregrin@ aprendiz/a
Más de lo mismo
Una posible media solución sería crear un decálogo de normas y unificar en todos los Albergues Municipales y Parroquiales
No se debe permitir que se moleste a los Peregrinos que están descansando
Hora de cierre, hora de luz apagada y hora de levantarse, de esta forma posiblemente tanto los Peregrinos cómo Hospitaleros podremos convivir sin problemas
 

karlitos

Administrator
Miembro del equipo
Desde luego que el alcohol causa muchos problemas en los albergues. He visto a peregrinos llegar borrachos (o directamente emborracharse en el albergue), luego no querer levantarse, vomitar en la cama, enfrentarse al hospitalero.

Es como todo, está bien tomar un poco de vino con la cena, un chupito... incluso así se duerme mejor, lo malo es cuando ya llegan "calientes"... Pero es complicado, no vamos a hacer soplar a los peregrinos ;-))
 
Arriba