Siguiendo con Alcuéscar.

Jotaeme47

Peregrin@ aprendiz/a
¬°Hola!
Vamos all√° con otro pe√Īazo sobre mi estancia en el albergue de Alcu√©scar



La verdades que no he tenido demasiados peregrinos,. Entre 7 y 20 diarios, exceptuando un día, (creo que fue el Domingo de Resurrección), en el que el albergue estuvo completo: 32 .
Muy pocos espa√Īoles. Mayor√≠a de alemanes, holandeses, franceses, alg√ļn italiano, los habituales coreanos, etc
Los días en que, por haber pocos, la limpieza se terminaba temprano, aproveché para darme una vuelta por los alrededores, o para caminar un par de horitas.
Un día subí hasta un cerro en el que se levanta la ermita de la Virgen de Fátima,



desde la cual se disfruta de una magnífica panorama, con la Sierra de Montánchez al fondo



del albergue y Casa de Beneficencia



También, como no, tuve tiempo para acercarme hasta la basílica visigótica (s. VIII) de Santa Lucía del Trampal



Incluso, el lunes de Pascua, me acerqué hasta una romería con la que Alcuéscar homenajea a su patrona, la Virgen del Rosario



aunque, la verdad, me decepcionó un poco.
Me imaginaba una multitudinaria procesión, porque, prácticamente, asistía todo el pueblo: se cerraron todos los bares, las tiendas....., pero la procesión desfiló ante la total indiferencia de los vecinos, mas afanados en montar carpas, encender barbacoas, etc........, que en asistir al acto religioso.
Adem√°s, los que acompa√Īaban a la imagen lo hac√≠an cantando y bailando al son de una charanga que interpretaba canciones como "La Mari Carmen no saber coseeer. La Mari Carmen no sabe bordaaaar...", o "Un pasito p¬īalante Mar√≠a. Un pasito p¬īatras". Una verdadera pena
.Me recordaba alguna procesión de Semana Santa en Sevilla, en la que cerraban la comitiva un vendedor de churros, un vendedor de globos y un heladero.
Mas habitual fue acompa√Īar a los peregrinos, sobre las 6 de la tarde, en la visita guiada por el monasterio, haciendo de "medio int√©rprete", ya que la persona, generalmente un novicio de la congregaci√≥n, solo hablaba espa√Īol, y encima con un acento extreme√Īo, que, incluso a mi, me costaba entender. Buscar
Al final del recorrido se les entregaba a los asistentes la cruz de la congregación



La cena (a las 19,25, no a las 19,30), era sencilla pero suficiente.
El men√ļ, que elaboraba un cheff para todo el personal: sacerdotes, internos y peregrinos se confeccionaba con productos procedentes de donaciones, que como no, trat√°ndose de Extremadura, eran derivados del cerdo: h√≠gado en salsa, picadillo, salchichas con tomate, salchichas en salsa, salchichas a la plancha, salchichas con macarrones, salchichas con espaguetis, salchichas, salchichas, salchichas........
Salí de salchichas hasta los.....
Menos mal que de postre no había salchichas. Había plátanos, plátanos y mas plátanos.
Que conste que no me estoy quejando, pero así fueron las cosas y así os las cuento

Bien. Se acabó.
Ahora a esperar que llegue el oto√Īo. Para entonces, si Dios quiere y la salud lo permite, me ir√© al Camino. No s√© a cual.
Claro que igual me voy otra vez de hospi, sabe Dios adonde.
 
Última edición:

FeryBego

Peregrin@ aprendiz/a
Curioso lo que describes de la Procesión, como curioso es la no queja de las salchichas y plátanos
Oye mira la medallita de la Cruz de la Congregación sí que es aparente y bonita, supongo que le agradaría a los Peregrinos y aceptarían de buen agrado

Bonitas tus fotografías Jotaeme47
 

karlitos

Administrator
Miembro del equipo
Pues a mí no me ofrecieron la crucecita esa, había unos rosarios hechos con un cordón entrelazado, que vendían, no sé si eran 4 o 5 euros, no recuerdo bien.

S√≠, yo tambi√©n hice el recorrido con el novicio explicando todo, muy interesante. No s√© si alguien te lo comentar√≠a, pero a m√≠ me dijeron dos personas distintas, que en la zona de la la iglesia hab√≠a tenido unas sensaciones extra√Īas, perturbadoras... Yo no tuve ninguna sensaci√≥n de esas, ser√° que soy como un madero :LOL::LOL: Le pas√≥ algo de eso a alguno de tus peregrinos???
 

Salvador

Peregrin@ aprendiz/a
Me recordaba alguna procesión de Semana Santa en Sevilla, en la que cerraban la comitiva un vendedor de churros, un vendedor de globos y un heladero.

Hace unos cuantos a√Īos en Segovia la procesi√≥n que vi la cerraban unos soldados a caballo y los barrenderos con el escob√≥n y el carrito de los cubos para recoger las bo√Īigas de los caballos
 
Arriba