Una peregrina canadiense es asaltada en el Camino del Salvador

karlitos

Administrator
Miembro del equipo
Una peregrina canadiense fue asaltada por un exhibicionista cuando realizaba el Camino del Salvador, en Mieres. Por suerte, no pasó de mostrar los genitales a la peregrina y decirle palabras obscenas, pero el susto y la terrible experiencia que tuvo que pasar la peregrina no se la deseo a nadie.

La peregrina, tuvo el coraje de grabarle y poner rápidamente una denuncia ante la Guardia Civil, que le localizó y fue rápidamente juzgado, siendo finalmente condenado a paga una multa de 2.640 euros.

La peregrina canadiense tiene un blog que siguen muchas personas, publicando dicha experiencia en el mismo.

Me ahorro mi opinión al respecto, sobre lo que pienso que habría que hacer a este tipo de personas, por llamarles algo. Pero bueno, al menos le han pillado, y ojalá la multa hibiera sido de 200.000 euros, en vez de 2.640, a ver si con eso se le quitan las ganas de seguir haciéndolo.

 

karlitos

Administrator
Miembro del equipo
Aquí podéis ver el video de la peregrina contando el asalto (está en inglés, pero se entiende bien, activando los subtítulos, mejor)


Lo voy a decir, qué hijo de puta el tío, gracias a que la chica fue muy valiente y corrió a pedir ayuda, si no, habría sido más grave aún. Qué asco me da esta gentuza, no se merece ni el aire que respira, y no, no se puede ir a la calle con una simple multa, algo habrá que cambiar, pero estas conductas no pueden salir tan baratas.

Todo mi ánimo Sara, la peregrina, y ojalá que se recupere lo mejor posible del trance que tuvo que pasar, que no se lo deseo a nadie.

Lamentable.
 

FeryBego

Peregrin@ aprendiz/a
Pues yo no me ahorro decir lo que merecía ese... tipo

Lastima no atizarle unos buenos bordonazos en el costillar o en las partes púdicas esas que mostró y bien por la reacción de Sara de continuar *grabando (qué mejor prueba) y denunciar

Bien tambien por la G. Civil por arropar a la Peregrina y detener tan pronto al exhibicionista

*El exhibicionista, en un principio, no había reconocido los hechos denunciados por ella. Luego se retractó y hubo conformidad con la condena
 
Arriba